Publicado: 29 de Junio de 2016 a las 08:56

El acoso escolar es una violación grave de los derechos de otra persona.  Ocurre cuando el mismo estudiante es lastimado repetida e intencionadamente por una persona contra la que le resulta muy difícil defenderse.  Los menores carecen de las habilidades sociales necesarias para enfrentarse a esa persona, por lo que hay que trabajarlas tanto desde el centro escolar como desde la familia. 

Esto no hay que confundirlo con discusiones o desacuerdos puntuales o momentáneos, ya que la finalidad esencial del acosador es herir y causar daño a alguien indefenso o en posición más débil.  No es solución el decirle a la víctima que se defienda, ya que está colocando la responsabilidad de manejar la situación enteramente sobre sus hombros.  Hay que trasmitir a los menores que el que se pida ayuda no es síntoma de debilidad sino al contrario, es una muestra de valentía de aquel que sabe que con sus propios recursos no puede solucionar esa situación.  

Para escuchar el programa pinche AQUI